22 feb. 2015

Yo soy rocker

Ayer en Piedras Blancas tuve la oportunidad por segunda vez de ver en mi opinión, a la mejor banda de Rock and Roll español, Los Rebeldes.
Al contrario que hace un par de años en Gijón, esta vez los ví en formato trío "acústico" con Carlos Segarra (voz y guitarra), Wichy (cajón, guitarra y coros) y Antonio Garrido (contrabajo)


Comenzaron la noche con Quiero ser una estrella, para seguir con un clásico como Harley del 66, Ma petite Michelle, Ella es mía y de esta manera repasando canciones de sus más de 30 años de historia sobre los escenarios.


No faltaron clásicos como Mescalina o Un español en nueva York, canciones un tanto más olvidadas por el gran público como Dos horas más para el final o canciones más recientes como Más sabe el diablo y La libertad crea adicción de su nuevo disco "123 acción".

También hicieron un pequeño guiño al Dúo Dinámico y es que ellos fueron los primeros en españolizar un éxito de El Rey, el Don't be cruel se convirtió en España en No seas cruel que también escuchamos ayer en el Valey. 

No faltaron tampoco canciones que han compuesto para otros como Un hombre puede llorar para su colega Loquillo, Tu mano en mi mano compuesta para la BSO de Las edades de Lulú o canciones de otros como Ana o María (ambas cantadas por Wichy)

Terminaron la noche con la canción que da título a su primer disco allá por 1981, Cervezas, chicas y rockabilly. Al final una hora y media de buen R'n'R. La pena una vez más que parece que los asturianos no tenemos sangre en las venas, porque con este tipo de música no se puede estar sentado (y eso que el propio Carlos bromeaba con frases como "no me van a creer cuando diga que estaba todo el mundo sentado en el teatro...")


Y para terminar, 1000 gracias por firmarme los discos, ahora ya no son sólo discazos, ahora son también mi tesoro.... 



0 comentarios :

Publicar un comentario